jueves, 23 de noviembre de 2017

La interpretación Mística de Navidad



LA INTERPRETACIÓN MÍSTICA
DE NAVIDAD

Título Original:
“THE MYSTICAL INTERPRETATION OF CHRISTMAS”

PREFACIO

El contenido de este libro fue enviado a los estudiantes en forma de
lecciones periódicamente por su autor. En él se encierran seis de sus noventa y nueve epístolas. El objeto principal de estas lecciones es el místico nacimiento y muerte del gran Espíritu de Cristo desde el punto de vista de un vidente. El autor recibió estas raras joyas de la verdad por medio de una iluminación divina. El materialista más recalcitrante quedará convencido de la divinidad del hombre
después de haber leído las revelaciones del escritor sobre el significado interno de Cristo y de los principios que Él proclamó.
Diecisiete de las noventa y nueve lecciones se han editado bajo el título de “El Velo del Destino”, nueve de ellas han sido publicadas con el epígrafe de la “Masonería y el Catolicismo”; diecinueve componen “Los misterios de las grandes óperas” y veinticuatro bajo el título de “Recolecciones de un Místico”.
Las restantes aparecerán en un segundo volumen de “Recolecciones”.
Abrigamos la esperanza de que la lectura de este volumen, dedicado a la santa vida de Cristo, estimulará una veneración mayor por la religión Cristiana al hacerla aceptable por la razón por medio de este inspirado trabajo de Max Heindel, cuyo mayor deseo, mientras vivió, consistió en llevar el ideal de Cristo y la vida sencilla del servicio al corazón de las gentes.

Viuda de Max Heindel
28 de octubre de 1920.


pueden ingresar en cada capítulo dando clic en cada uno ...







*

El origen de la Navidad por Augusta Foss de Heindel


EL ORIGEN DE LA NAVIDAD
por Augusta Foss de Heindel
La siguiente pregunta la hacen
frecuentemente los materialistas que
rehúsan aceptar el hermoso relato de la
Pascua sobre el nacimiento del Niño Jesús.

Ellos dicen: "Si Cristo vino al mundo para
salvar al hombre del pecado y de la
muerte, ¿quién salvará a los millones de
millones de almas que estaban en
manifestación antes de la Era Cristiana
que solo data de dos mil años atrás?”

San Juan dice: "Porque de tal manera amó
Dios al mundo, que ha dado a su Hijo
Unigénito, para que todo aquél que en El
cree, no se pierda, mas tenga vida eterna.

Porque no envió Dios a su Hijo al mundo
para que condene al mundo, sino más bien
para que el mundo se salve por El".

Esas palabras de Cristo-Jesús han hecho
pensar a muchos y hasta han hecho que
algunos se alejen de su fe en Dios,
porque, ¿cómo puede uno ser creyente en la
paternidad de Dios y su Bondad, cómo puede
uno creer en el amor de ese Gran Espíritu
y también pensar que no ha dado a Sus
hijos todo lo necesario en todas las
épocas?
¿Quién puede continuar creyendo en El si
fue tan cruel que envió a Su único Hijo
para salvar solo a una pequeña parte de
sus otros hijos?

¿Quién puede creer, tal como lo enseñan
los ortodoxos, que este amoroso Padre
permitiera que la mayor parte de sus hijos
fueran arrojados a las tinieblas a sufrir
eternamente?

Y aunque debemos de reconocer que las
enseñanzas que trajo el Maestro
Cristo-Jesús a la humanidad son las más
avanzadas que existen y están designadas
para llenar las necesidades del hombre en
este más avanzado estado de su evolución,
¿nos podríamos sorprender que el mundo
entero no haya adoptado el cristianismo y
que las religiones de Buda, Mahoma,
Zoroastro y otros hayan seguido
floreciendo?.

Los ministros ortodoxos no admiten que la
Navidad no se empezó a celebrar hasta unos
cuatrocientos años después del nacimiento
del gran Maestro y nada existe en la
historia en cuanto a que los cristianos
primitivos celebraran ese acontecimiento.

Sin embargo, esto puede que fuera causado
por el cruel paganismo existente en
aquella época tan terrible en la que el
cristiano o seguidor del Salvador corría
enorme peligro de su vida por tal actitud.
Veamos el Viejo Testamento y leamos sobre
los grandes festivales que hacía el pueblo
de aquellos remotos tiempos y que
correspondían a nuestras presentes Navidad
y Pascua de Resurrección.

Las antiguos eran más dados al ceremonial.

Sus festivales eran más religiosamente
observados que lo que son nuestras fiestas
religiosas de hoy. Volvamos a los
festivales de aquellos tiempos de Abraham:
Moisés dio instrucciones bien definidas a
sus seguidores en relación con las
ceremonias que habían de llevarse a cabo
en sus ritos religiosos.

El es el autor de los cinco primeros
libros de la Biblia y sus Diez
Mandamientos son la piedra angular de
todas las religiones actuales. Los
antiguos festivales eran terriblemente
desfigurados con ritos que el hombre de
hoy considera repulsivos. En algunas
ocasiones no sólo eran inmolados los
animales en los altares, sino que la
sangre humana era también derramada para
apaciguarla furia de los dioses paganos.

Casi todos los festivales se daban en
nombre del dios sol y muchas de las
religiones primitivas se hallaban
mezcladas con los mitos solares.

En el solsticio de invierno cuando el Sol
llega a su más baja declinación y debe
empezar su avance hacia el norte, se
convierte en un salvador de vidas y
entonces renace el Dios-Sol.

En algunas de las antiguas religiones
encontraremos el relato de la madre y del
hijo divinos. En la India, Krishna nació
como un salvador y sus padres tuvieron que
huir de su tierra debido al decreto del
Rey Kansa de matar a todo niño varón
recién nacido.

En la historia del nacimiento de Krishna
encontramos a los Ángeles, a los pastores
y a los magos; y la historia de la vida de
este dios-sol de la India es muy parecida
a la de Cristo. En la historia de
Babilónica encontramos al dios del sol,
Tammuz, que nació de una madre virgen.

Una leyenda similar a la del dios Apolo.
Encontramos también el mismo misterio en
torno a la fecha del nacimiento de esos
dioses, igual que en el caso de Jesús.

En todos los relatos de los nacimientos de
los grandes Maestros, existen la aparición
de un Angel anunciando a una virgen que
Dios la había escogido para que fuera
madre de un divino niño. La historia
difiere muy ligeramente en las distintas
religiones.

El idioma, el ceremonial y costumbres
diferentes es el motivo.

Pero a nuestra mente viene la cuestión del
por qué la virgen y el divino niño
aparecen en estas religiones antiguas y
también en las clasificadas como paganas.
¿No es esto una prueba de que debe existir
alguna conexión entre estos mitos, que
coinciden maravillosamente con el
nacimiento .

Existen relatos que nos hablan de un gran
silencio existente en toda la Tierra al
momento del nacimiento.

Todo era silencio. ¿No es esto una
realidad en el Solsticio de Invierno?.
La vida vegetal parece que descansa, la
fuerza de vida de Dios se aquieta por un
tiempo, la savia se recoge en las raíces;
las ramas y los tallos se desnudan; la
vida duerme cuando el Sol penetra al reino
de Saturno, Capricornio. La tierra es una
masa viviente que respira; en ese tiempo
parece retener el aliento como lo hace el
hombre cuando va a acontecer un gran
hecho.

El nacimiento del Sol es como una
exhalación de la vida del Cristo y es
sentido por toda la humanidad, no
obstante. La Pascua de Navidad es un
período de regocijo para la tierra así
como para el hombre, porque entonces es
cuando los Ángeles traen las corrientes de
júbilo.

El mito del Sol que existía en las
religiones antiguas, cuando se enfocaba
bajo puntos de vista astrológicos y
astronómicos, nos habla a través del Gran
Plan Cósmico. El sol en su camino por los
Signos del Zodíaco es una manifestación
actual de las glorias del Universo de
Dios. Pero aún es solamente la
manifestación externa de una verdad mayor,
el Hijo cósmico o Cristo, por quien fluye
toda la vida de Dios hacia la humanidad.

Este gran portador de vida cuyo vehículo
material nació hace dos mil años, vino a
la tierra para que por Su medio pudiera
encender en el hombre la llama divina del
Amor, en el mes más frío y obscuro del
año.

Igualmente en esta época nace el Sol en su
ascenso hacia el Norte, brillando con más
fuerza y vigor, más cerca de la tierra,
para renovar la vida de toda la
naturaleza. Si examinamos este gran evento
anual de la Navidad, desde ambos puntos de
vista, arribaremos a la siguiente
conclusión.

Examinando este evento anual desde los
puntos de vista pagano y el festival del
dios-sol en su jornada por los Signos del
Zodíaco y también el relato cristiano del
nacimiento del Hijo de Dios de una virgen,
nuestro amor y reverencia por las pascuas
modernas no deben decrecer, aunque los
términos de los cristianos ortodoxos
indiquen que las fiestas que se celebraban
en los tiempos remotos eran paganas.

Todo lo más atrás que hemos escudriñado en
la historia, es como el hombre ha buscado
ciegamente una religión. Su alma siempre
ha clamado por un Dios. Todo lo cruda que
esa concepción de Dios haya podido serpara
él, no merma sin embargo Su Existencia.

Desde la época en que los ojos del hombre
fueron abiertos al mundo y el velo fue
arrancado para que se encontrara a sí
mismo, él está tratando de resolverlos
grandes misterios que envuelven la vida y
a medida que crezca en sabiduría y
comprensión espiritual se le irá revelando
la verdadera luz en el sendero, escondida
de sí por muchas edades. Entonces se podrá
dar cuenta que los dioses, así como la
mente de los hombres crece igual que las
religiones para ganar en conciencia. De
este modo debe crecer nuestro ideal de la
Navidad en amor y belleza.

Cuando el Niño Cristo nazca y se alimente
de nuestros corazones, nos daremos cuenta
del pequeño poema: "aunque Cristo naciera
mil veces en Belén y no en ti mismo, tu
alma será perdida. Mirarás en vano la Cruz
del Gólgota, hasta que no se levante en ti
mismo".
* * *

Inauguración de los servicios curativos

CAPITULO XX
DIRECCIÓN DE CENTROS CURATIVOS


Inauguración de los servicios curativos

En la Noche de Navidad culmina el poder espiritual del Sol, derramando su bendición en el aire. Desde el 25 de Diciembre al 25 de Junio (En el Hemisferio Sur, desde el 25 de Junio al 25 de Diciembre), las actividades físicas van acrecentándose, aumentando gradualmente sus fuerzas, hasta culminar en el Solsticio de Verano, y entonces el Sol bendice al ser humano con todas 1as cosas que necesita para su sustento físico. Durante ese período es difícil iniciar actividades espirituales, por cuyo motivo tuvimos que esperar pacientemente hasta hace poco, oficiando el primer servicio curativo el martes 23 de junio de 1914, a las 7 y media, cuando la Luna se encontraba en el signo Cardinal de Cáncer. Y en el futuro se efectuará un servicio curativo en la Pro-Ecclesia cada semana a la misma hora, en los días en que la Luna se encuentre en signos Cardinales. Decidimos realizar estos servicios para poder utilizar al máximo nuestra pequeña Pro-Ecclesia, ganándonos así el privilegio de poder tener la Ecclesia también. El Instructor aprobó todo esto y fue el quien sugirió que los servicios curativos se realizaran cuándo la Luna estuviera en signos Cardinales. Pero querernos dar un paso más en nuestros esfuerzos a fin de asegurarnos toda la eficiencia posible, y para ello queremos agregar el auxilio de los estudiantes serios en nuestra Fraternidad Rosacruz.
Hay un pasaje en el ritual que se emplea en la Fraternidad Rosacruz, en dichos servicios, que reza así: "Un carbón solo no puede hacer fuego, pero cuando se junta un número suficiente de carbones, el calor latente en cada uno de ellos puede convertirse en llama que emita luz y calor. Obedeciendo a la misma ley de la Naturaleza, nos hemos reunido aquí esta noche para que, acumulando nuestras aspiraciones espirituales nos sea posible iluminar y mantener encendida la antorcha de la verdadera fraternidad espiritual." El poder de los números es insignificante, en el Mundo Físico de la existencia, comparado con el poder del mismo número en los dominios espirituales. Aquí, la suma del poder de una comunidad se cuenta como uno, dos, tres, cuatro, etc.; pero en los dominios suprasensibles el poder aumenta en proporción al cuadrado: dos, cuatro, ocho, dieciséis, etc., para los primeros doce que asisten al servicio. El Decimotercero lo llevaría a un dominio del Universo Espiritual más alto. Como ilustración, podríamos decir que entonces el poder aumenta en proporción al cubo: tres, nueve, veintisiete. etc. Vemos así, pues, cuán importante puede ser hasta el más débil de nosotros cuando se trata de acumular y multiplicar nuestras aspiraciones espirituales. Y no puede haber duda alguna acerca de la poderosa influencia que se ejerce sobre los enfermos.
Para asegurarnos el auxilio de todos los estudiantes serios y darles la oportunidad de ayudar, publicaremos en "Ecos", de cada mes, la forma en que se realizarán los servicios curativos, de manera que cada estudiante pueda entonces recogerse en su propio hogar a las 7.30, dirigiendo sus pensamientos a Mount Ecclesia, a la pequeña Pro-Ecclesia, donde, en esos momento, se descubre el símbolo de los Auxiliares Invisibles. El amor, la simpatía y la fortaleza que así se les da a estos trabajadores les permitirán realizar un servicio mucho más grande en favor de la humanidad, pues entonces cada uno de ellos toma parte en el trabajo. El símbolo de los Auxiliares Invisibles en que nos concentramos en Mount-Ecclesia es una Cruz Blanca, con las siete rosas rojas y una rosa blanca pura en el centro. La estrella usual radiante sale de la cruz y el fondo es azul, estando todo hermosamente iluminado. Es un emblema muy adecuado de la efulgencia del cuerpo anímico en que viajan esos servidores. No es necesario hacer correcciones en lo tocante a la hora, debido al lugar de la residencia, porque el Sol irá recogiendo todas las aspiraciones en su marcha. Cuando los rayos lleguen a Mount-Ecclesia en el ángulo adecuado, la influencia dirigida aquí será transmitida y se unirá con nuestras aspiraciones que tienen lugar a esa hora y nos ayudarán en el trabajo.

del libro "Principios Ocultos de la Salud y la Curación", de Max Heindel


*

La Armonía de las Esferas



La Escala Musical y el Esquema de Evolución

CAPÍTULO VIII

LA ARMONÍA DE LAS ESFERAS

La armonía de las Esferas no es una tonalidad única, varía de día en día, de mes en mes, a medida que el Sol y los Planetas, pasan de signo en signo. Hay también épocas anuales de variación, debido a la precesión de los Equinoccios.

Hay realmente una variedad infinita en el sonido de las Esferas, como en realidad debe haber, debido al constante cambio de la vibración espiritual ya que ésta es la base de toda la Evolución Física y Espiritual. En la primavera predomina en todos los Reinos los tonos de Aries y Marte; incitantes, activos, conducentes a la germinación, novedad, de Vida y crecimiento, desde el hombre hasta la planta inclusive. En estos cantos de Pascua hallamos una manifestación de la música de las Esferas:

¡Jesús Christ is risen Today, Alleluia!
¡Our Trimphant holy day, Alleluia!
¡Who did once upon the Cross, Alleluia!
¡Suffer to redeem our loss. Alleluia! (1)

(1) Jesucristo Nació

¡Jesucristo ha nacido hoy, Aleluya!
¡Nuestro triunfante, tan Sagrado, Aleluya!
¡Quién una vez en la Cruz, Aleluya!
¡Sufrió para redimirnos de nuestras perdición, Aleluya!

Jesús-Cristo es la Personificación del Amor Espiritual; por lo tanto la música escrita en la clave de Libra -Do mayor- regida por Venus, el Planeta del Amor está perfectamente en armonía con Su vibración y tiende a elevar y armonizar las propias vibraciones humanas con las de ese Ser.


En la mitad del verano, los tonos producidos por Cáncer y la Luna toman preponderancia, favorecidos por Leo y el Sol, los cuales conducen a madurar el proceso comenzado por los tonos energizantes de la primavera. A través del verano, el Amor y la Vida, trabajan en abundancia alegrando los corazones, porque son maestros en la lucha por la existencia, mientras el Sol está exaltado en los cielos del Norte, al máximo de su Poder que comienza en el Solsticio de Verano. Este es el tiempo durante el cual Cristo habiendo llegado al Trono del Padre -el Mundo del Espíritu Divino- luego de completar su trabajo en la tierra por otro año es Bienvenido por los Habitantes Celestiales, los Señores de la Sabiduría que también se encuentran allí en honor de este Uno que ha dado Su Vida hasta el punto del agotamiento, es apropiado que nos unamos a la banda celestial, cantando:

¡All hail power of Chrisdt-Jeus name!
Let Angels postrate fall;
Bring forth the royal diadem,
And crown Him Lord of all. (2)

(2) Todo lo cura el Poder de Cristo-Jesús
Que los Ángeles postrados caigan
Traigan la Diadema Real,
Y lo Coronen SEÑOR de TODO.

La nota-clave de Leo, es La, sostenido -Si bemol mayor-, el Sol es su regente y su palabra clave es Vida o Vitalidad.

La nota-clave de Cáncer es Sol sostenido mayor y su palabra clave es fecundación.

En la caída de los tonos de Virgo, cuya nota-clave es Do natural clave de Mercurio, Razón, energizada por los tonos de Escorpio, nota clave Mi mayor y la palabra clave de Marte energía dinámica, preparan y encuentran el Poder para acercarse al Rayo Crístico, que está haciendo su descenso anual a la tierra y cuyas potentes Vibraciones Espirituales están en la atmósfera terrestre y pueden ser usadas por la humanidad para una mayor ventaja si ella conscientemente redobla sus esfuerzos para rendir Servicio Amoroso e inegoísta a los otros. Aquí están las palabras y la música que puede ser de gran ayuda para aumentar el desarrollo evolucionario de cada uno:

¡Oh! worship the King all Glorious above,
And gratefully sing His wonderful love;
Our Shield and Defender, the Ancient of Days,
Pavilioned in splendor, and girded with praise. (3)

(3)¡Oh! adoren al Rey de todas las Glorias de lo Alto
Y con gratitud canten a su maravilloso amor,
Nuestro Escudo y Defensor, lo antiguo de los Días,
Envuelto en Esplendor y rodeado de Alabanzas.

Esto es realmente así porque todo el tiempo, Cristo está descendiendo a la tierra y un canto armonioso, rítmico, vibratorio, un hosanna, es cantado por los Huéspedes Celestiales, que llega a la atmósfera terrestre y actúa sobre todo como un impulso hacia la aspiración espiritual.

Durante el invierno, los tonos filantrópicos de Sagitario, nota-clave Fa mayor, regido por el optimista y benevolente Planeta Júpiter, palabra-clave, "Idealismo", los tonos del tranquilo y ordenado Capricornio, nota-clave Sol mayor, regido por el conservador y paciente Saturno, Palabra-clave "obstrucción" con sus actividades sistemáticas constructoras, preparan la tierra para recibir el Rayo Amoroso de Cristo, nutriéndola hasta que esté preparada para la"liberación", en el centro de la tierra, recomenzando su jornada de salida hacia la periferia de la tierra en el Equinoccio de primavera.

Cuando los días son más cortos y las noches más larga, en la "Noche Santa", el Rayo del Espíritu de Cristo, llega al centro exacto de la tierra, aquí se queda tres días y tres noches, liberando de Sí Mismo, la Fuerza Germinante del Santo Espíritu, que va a empapar la tierra lentamente y fructificarla por otro año.
Sin esta Fuerza Energizante y Vitalizante puesta en acción por Cristo, la tierra quedaría fría, estéril y lóbrega; todas las cosas vivientes perecería pronto y todo el progreso planeado sería frustrado por lo menos en lo que hasta nuestro presente esquema de desarrollo se refiere. Es enormemente adecuado que en Navidad deberíamos volcar nuestra sincera apreciación y adoración uniéndonos a las Huestes Celestiales, en canto de agradecimiento sintonizándonos en los cantos celestiales dados por ese gran músico y compositor, el gran Félix Mendelsohn:

¡Hear! The Herald Angels sing;
Glory to the newborn King;
Peace on earth and mercy mild,
God and sinner reconciled;
Joyful all the nations, rise,
Join the triumph of the Skies;
With the Angelic hosts proclamain,
Christ is born in Bethelehem. (4)

(4) ¡Escuchad! Los Heraldos Ángeles cantan,
Gloria al Rey recién nacido;
Paz en la Tierra y dulce perdón,
Dios y el pecador, reconciliados;
Jubilosas todas las naciones, se alzan
Unidas al triunfo de los Cielos;
Con las Huestes Angélicas proclaman,
Cristo ha nacido en Belén.

Las Oleadas de Vida Jerárquicas y los Signos del Zodiaco no han sido la única ayuda que la humanidad ha tenido para continuar su evolución. Los Siete Espíritus delante del Trono, Marte, Mercurio, Venus, Tierra, Saturno, Júpiter y Urano, han prestado y siguen prestando todavía un gran Servicio a la humanidad y en la actualidad están en un contacto muy estrecho con la humanidad. Cada uno de estos Planetas tiene esta nota-clave propia y es a través del poder vibratorio de esta nota-clave que los Planetas pueden dar asistencia. Durante el tiempo en que el Espíritu está por renacer, forma un Arquetipo Creador de su forma física en el Segundo Cielo, Región del Pensamiento Concreto, con la asistencia de los Siete Espíritus delante del Trono. Este Arquetipo es un modelo cantante, vibrante, una cavidad vacía que se pone en acción por el Espíritu, con una medida proporcionada con el tiempo de vida debe "vivir" en la tierra. Hasta que el Arquetipo no deje de vibrar, la forma correspondiente que es construida por elementos químicos de la tierra, continuará existiendo. La Región del Pensamiento Concreto es la Región de los sonidos, donde la música de las Esferas, una verdadera música Celestial, penetra todo lo que hay allí, así como la atmósfera de la tierra, rodea y envuelve todo lo que hay aquí. Todas las cosas allí puede decirse que están vestidas y penetradas por música.
Todo esto demuestra claramente que nuestra música terrestre no ha sucedido por que sí, sino que fue establecido como patrón-base en los Mundos Espirituales Superiores, cuyo origen es la Palabra Emanada de Dios, el Creador de nuestro Sistema Solar.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

La Misión del Cristo y el Festival de las Hadas



CAPITULO III

LA MISIÓN DEL CRISTO Y EL FESTIVAL DE LAS HADAS

Cada vez que nos enfrentamos con uno de los misterios de la Naturaleza que no podemos explicar, nos limitamos simplemente a agregar un nombre nuevo a nuestro vocabulario, que utilizamos en nuestras discusiones eruditas para ocultar nuestra supina ignorancia sobre esa materia.
Así sucede con la palabra ampere que usamos para medir el volumen de la corriente eléctrica; el voltio, con la que indicamos la fuerza de la corriente, y el ohm, que empleamos para indicar la resistencia que un determinado conductor ofrece al paso de la corriente. Y de esta manera, con mucho estudio de palabras y cifras, los maestros de la ciencia de la electricidad tratan de persuadirse a sí mismo y a los demás de que ya han aprendido los misterios de la fuerza evasiva que desempeña un papel tan importante en el trabajo del mundo. Pero una vez dicho todo, cuando se encuentran en un estado de ánimo comunicativo y confidencial, confiesan que el más reputado científico en electricidad sabe acerca de ésta poco más que el niño que va a la escuela y que empieza a hacer experimentos con sus pilas y acumuladores.
Similarmente ocurre con las demás ciencias. El mejor anatomista no es capaz de distinguir el embrión humano del camino durante mucho tiempo, y mientras el fisiólogo habla en forma erudita acerca del metabolismo, no puede dejar de admitir que los experimentos de laboratorio en los cuales trata de imitar nuestros procesos digestivos, son completamente diferentes de las transmutaciones que se producen en el laboratorio químico del cuerpo con los alimentos que ingerimos. No decimos esto para empequeñecer o desacreditar los maravillosos descubrimientos y realizaciones de la ciencia, sino meramente para destacar el hecho de que existen factores tras todas las manifestaciones de la Naturaleza Inteligencias de variados grados de conciencia, constructores y destructores, que realizan funciones importantes en la economía de la Naturaleza y hasta que se reconozcan y estudien esos agentes y su trabajo, nunca podremos tener una concepción adecuada de la forma en que operan las fuerzas de la Naturaleza y que llamamos calor, electricidad, gravedad acción química, etcétera. A los que han cultivado la clarividencia espiritual, es evidente que los que llamamos muertos emplean una parte de su tiempo en aprender a construir cuerpos bajo la dirección de ciertas jerarquías espirituales. Y ellas son los agentes de los procesos del metabolismo y del anabolismo; son los factores invisibles de la asimilación y resulta literalmente verdadero que nos sería imposible vivir salvo por la importante ayuda que nos prestan los que llamamos muertos.
En relación con las fuerzas de la Naturaleza hemos explicado como el calor del Sol provoca la evaporación del agua de los ríos y océanos, haciéndola así ascender a la zonas mas frías del aire, donde se condensa formando las nubes, las que finalmente se encuentran tan saturadas por la humedad que vuelve a caer sobre la Tierra, en forma de lluvia, para rellenar ríos y océanos y repetir el proceso indefinidamente. Todo es perfectamente simple, un proceso o movimiento perpetuo y automático. Pero ¿es eso todo? ¿No existen en esa teoría un gran número de lagunas?. Sabemos que las hay, aunque no podemos apartarnos mucho del tema para discutirlas. Una cosa hace falta para poderlo explicar todo plenamente: la acción semi inteligente de los silfos, que elevan las diminutas partículas de agua vaporizada, preparadas por las ondinas, desde la superficie del mar y las llevan tan alto como pueden antes de que se produzca una condensación parcial y se formen las nubes.
Ellos conservan esas partículas de agua hasta que las ondinas los fuerzan a soltarlas.
Cuando hablamos de tormentas, se trata de batallas que tienen lugar en la superficie del mar y el aire, en las cuales intervienen algunas veces las salamandras, que son las que encienden la antorcha resplandeciente del hidrógeno y del oxígeno separados, enviando sus zigzags atronadores por la negrura de la inmensidad con sus truenos, cuyas vibraciones reverberan y aclaran la atmósfera, mientras que las ondinas arrojan triunfalmente las rescatadas gotitas de agua hacia la Tierra, para que puedan ser restituidas y unidas a su elemento propio.
Los pequeños gnomos son necesarios para construir las plantas y las flores. Su tarea consiste en teñirlas con los innumerables matices coloreados que hacen la delicia de nuestros ojos. Son ellos también los que cortan los cristales en todos los minerales y forman las gemas preciosas que brillan en resplandecientes diademas. Sin ellos no existiría el hierro ni el oro con que pagarlo. Se encuentran por todas partes y son mas trabajadores que las mismas abejas. A la abeja, sin embargo, se le reconoce su trabajo, pero a los pequeños espíritus de la Naturaleza, que desempeñan un papel tan importante en el trabajo del Mundo, nadie los reconoce excepto un pequeño número de esos a quienes llamamos soñadores.
En el Solsticio de Verano, las actividades físicas de la Naturaleza alcanzan su máximo o Cenit. Por eso es que esa noche, la Noche de San Juan es el gran festival de las hadas y espíritus de la Naturaleza, que han estado trabajando para construir el Universo Material, alimentando a los ganados, formando los granos y que aclaman con alegría y gratitud a la oleada de energía que constituye un instrumento para modelar las flores con su administrable variedad de formas y colores, de acuerdo con sus respectivos arquetipos, tiñéndolas con infinitos matices que constituyen a la vez la delicia y la desesperación del artista. Y en esta, la más grande de todas las noches de la Estación Estival, corren en alegres bandadas desde los pantanos y los bosques, desde las cañadas y los prados, al Festival de las Hadas. Realmente preparan y condimentan sus alimentos etéreos y después danzan en un éxtasis de alegría y contento; la alegría y el contento de haber hecho su trabajo y realizado su importante papel en la economía de la Naturaleza.
Es un axioma de la ciencia que la Naturaleza no tolera nada inútil. Los parásitos y los zánganos son una abominación; el órgano que se torna superfluo se atrofia y los mismo pasa con el miembro o el ojo que no se emplea mas. La Naturaleza tiene su trabajo que hacer y exige a todos los que quieran justificar su existencia y continuar formando parte de Ella, que trabajen. Esto se aplica a todos: desde la planta al planeta, al hombre, al animal y a las hadas y demás espíritus de la Naturaleza. Tienen su tarea que realizar; son entidades muy ocupadas y sus actividades constituyen las solución de muchísimos de los innumerables misterios de la Naturaleza, ya explicados.
Mas tarde, en el Solsticio de Invierno, nos encontramos en el otro polo del ciclo anual, en el que los días son cortos y las noches largas. Físicamente hablando, las Tinieblas envuelven al Hemisferio Norte, pero la oleada de Luz y Vida Espirituales que constituirán la base del crecimiento y progreso del mismo año, se encuentran ahora en su máxima potencia y tensión. En la Noche de Navidad, durante el Solsticio de Invierno, cuando el signo celestial de la Virgen Inmaculada se eleva en el horizonte oriental a Media Noche, nace el Sol del nuevo año para salvar a la humanidad del frío y del hambre que se producirían de faltar su luz. En ese tiempo el Espíritu de Cristo nace en la Tierra y comienza a ejercer su acción, fertilizando los millones de simientes que los espíritus de la Naturaleza construyen y riegan para que haya alimento físico. Pero “no solo de pan vive el hombre”. Por mas importante que sea el trabajo de dicho espíritus, se desvanece en la mayor insignificancia al compararlo con la misión del Cristo, que nos trae cada año el alimento espiritual necesario para hacernos adelantar en la senda del progreso, para que lleguemos ha alcanzar la perfección del amor con todo lo que ello implica.

1 En el Hemisferio Sur los lectores, donde en este capítulo se dice “Noche de San Juan”, deben leer “Noche de Navidad”, y donde se dice “Noche de Navidad ” léase “Noche de San Juan ” ( No. Del T.)

del libro "Los Espíritus y las Fuerzas de la Naturaleza", de Max Heindel


*