jueves, 10 de agosto de 2017

Método alternado



La Palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO XIII

MÉTODO ALTERNADO

Un método abreviado, a pesar de que no da los resultados completos como los ante dichos, es meramente seleccionar una palabra-clave para cada uno de los planetas, signos y casa comprendidas y también una para el aspecto. Luego combinar estos en una oración que indique una plausible y razonable deducción.
Usando diferentes palabras-claves, varias de tales oraciones pueden ser hechas cada una indicando algún posible aspecto o fase de la vida.
Esta es en realidad una expansión del paso Nº8 omitiendo todos los otros pasos.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

miércoles, 9 de agosto de 2017

Detalles circunstanciales de la vida del nativo


La Palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO XII

DETALLES CIRCUNSTANCIALES
DE LA VIDA DEL NATIVO

El ganará la confianza de la gente en posiciones de prominencia quienes percibirán su habilidad y lo ayudarán a elevarse a puestos de autoridad y prestigio. Su ascenso será lento pero seguro. El tendrá éxito en entrar en sociedades que promoverán sus intereses materiales. El tiene la posibilidad de tener éxito en el campo de las inversiones. Puede especializarse en cualquiera de estas o hacerla su mayor trabajo. El obtendrá a través de su vida una considerable cantidad de publicidad favorable como resultado de las ante dichas condiciones. Triunfará en el matrimonio y probablemente se casará con una mujer de tipo vital y emprendedora que también ambiciona éxitos materiales. El tendrá pocos niños, sin embargo serán bien criados, pero sujetos a considerable disciplina.
Como lo indica en la página Nº 1, el análisis preliminar de los pasos Nº 1 al Nº 9 inclusive puede ser omitido después de la práctica suficiente y el resultado neto del paso Nº 10, dado en el acto.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

¿Hay un solo camino?



¿HAY UN SOLO CAMINO?

Se dice muy acertadamente que muchos caminos conducen a Roma, pero lo cierto es que llegaremos más rápidamente a ese destino si optamos por tomar el camino más corto, con lo que ahorraremos más tiempo que podremos dedicarlo mejor para cumplir con la misión que nos lleva a ese lugar.

De igual manera sucede en la vida cuando elegimos un sendero o camino espiritual, al aceptar el que nos parece ser el mejor para nuestro desarrollo evolutivo, que nos puede brindar alimento para nutrir nuestra alma, además de la satisfacción y alegría que nos proporciona, la mejor idea que es necesario sostener de una manera cabal y auténtica, es la necesidad de concentrar nuestros esfuerzos en una sola dirección para que podamos con el tiempo lograr un estado de consciencia más elevado, lo que constituye uno de los más grandes objetivos de nuestra existencia. 

También es cierto que muchos de nosotros en algún momento muy particular de nuestras vidas, no estábamos plenamente convencidos con las enseñanzas que habíamos recibido, por lo que comenzamos la búsqueda de la verdad dedicándonos a la investigación de diferentes sistemas religiosos. La verdad que todo eso está muy bien, si lo llevamos a cabo mediante un sincero y vehemente anhelo de encontrar verdaderas perlas de sabiduría que nos ayuden a ordenar y orientar nuestras vidas de la mejor manera posible.

Pero también es importante señalar que existen personas que viven recorriendo diferentes salones de conferencias, leen con gran afán todo tipo de libros que contienen abundantes informaciones sobre tópicos de actualidad espiritual, por lo que en no pocos casos hasta llegan a enfermarse de indigestión mental, Lo cierto es que por un lado escuchan todo tipo de mensajes y dedican tantas horas a la lectura de publicaciones, que no les queda nada de tiempo para llevar lo aprendido al terreno de la práctica.

Ahora vamos a otro ejemplo, supongamos un joven que termina el colegio secundario y decide seguir una carrera universitaria, comienza estudiando abogacía por un año, luego en el siguiente hace ingeniería, para continuar el nuevo año estudiando arquitectura y así sucesivamente haciendo lo propio con nuevas carreras. Este joven procedería con gran acierto si luego de haber investigado las diferentes carreras, finalmente se decidiera por una sola de ellas, dedicando todo su afán al atento y concienzudo estudio de la misma, llegando a convertirse en un profesional eficiente, lo que no habría sido posible si tan solo se hubiera dedicado a una mera investigación año tras año sin concretar nada.

Estas condiciones ciertamente tienen mucha similitud con todo lo relacionado con la vida superior, donde solo podremos desarrollar nuestras potencialidades latentes hasta convertirlas en poderes dinámicos, si nos especializamos en una sola y única dirección. Por lo tanto, es importante que tomemos plena conciencia de estas verdades que estamos exponiendo, ya que por ejemplo, al pertenecer a dos o más órdenes de ocultismo, se pierde lamentablemente el tiempo, ya que ninguna Escuela de Misterios puede iniciar al discípulo de otra, así que perteneciendo a ambas con toda seguridad que no se pertenece a ninguna de ellas.

Por último, es bueno señalar que tengamos mucho cuidado de ingresar a otro movimiento espiritual que no sea muy específicamente el relacionado con la Religión Cristiana. Esperemos que las ideas expresadas en este texto sean de gran beneficio para quienes tengan a bien de leerlas y que a todos nosotros nos sea posible adquirir un desarrollo positivo lo más abundante que nos sea posible.-

FRATERNIDAD ROSACRUZ MAX HEINDEL
Calle Colombres 2113 – Bº Lomas de San Martín
5.008 – Ciudad de Córdoba – República Argentina

Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte.

*

martes, 8 de agosto de 2017

Carácter del nativo



La Palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO XI

CARÁCTER DEL NATIVO

Este individuo tiene un carácter fuerte y estable, hasta donde este aspecto alcanza. El es merecedor de confianza, aconseja a la gente y es capaz de mantener posiciones de responsabilidad en las cuales él usará diplomacia y será fiel a su cargo. El es paciente, persistente y capaz de esfuerzo prolongado en cualquier línea de trabajo elegida. El es generoso hasta cierto punto, pero la prudencia gobierna su generosidad. El tiene una ambición que elevar en el mundo. El tiene atracción por las ciencias ocultas y la habilidad para investigarlas por medios analíticos. El es conservador en los métodos de trabajo y tiene buen juicio sobre asuntos de inversiones. El es serio en sus placeres.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

lunes, 7 de agosto de 2017

Ejemplo del método para leer un aspecto


La Palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO X

EJEMPLO DEL MÉTODO PARA LEER UN ASPECTO

El Sol en Capricornio en la Séptima Casa, sextil a Saturno en Escorpio en la Quinta Casa.

PASOS

1º) El aspecto de sextil es armonioso indicando que el nativo usa buen juicio en todos los asuntos regidos por este aspecto.

2º) Las palabras-clave del Sol pueden ser encontradas en "El Mensaje de las Estrellas". pág. 356. Las palabras-clave de Saturno en la página 235. Use las palabras-clave básicas y cualidades positivas en ambos casos.

3º) Las palabras-clave de Escorpio y Capricornio serán encontradas en el Mensaje de las Estrellas (año 1982, págs. 62, 63 y 64), Signos Fijos-Palabras Claves. Use palabras-clave básica y cualidades positivas, en ambos casos.

4º) Sol en Capricornio:

Justicia ( ♑ ) combinada con generosidad ()

Ambición ( ) por posición y honores ( ♑ )

Saturno en Escorpio:

Persistencia y concentración ( ) en investigar las fuerzas secretas de la naturaleza ( ♏ ) tales como la química y el ocultismo.

Conservativo ( ) en métodos de curación ( ♏ )

5º) El Sol sextil Saturno:

Diplomacia y tacto ( ) en todo trato con gente ( )

Fidelidad ( ) en servir a aquello con autoridad ( ) .

Capacidad para el esfuerzo ( ) sostenido ( ) sobre un largo período.

6º) Las palabras-clave de la Quinta y Séptima casa pueden ser encontradas en p. 60 y 61 de El Mensaje de las Estrellas.

7º) El Sol en la Casa Séptima:

Las principales ambiciones de la vida ( ) están en conexión con sociedades (7ª) y el público o alguna forma de publicidad (7ª).

Da un compañero de matrimonio (7ª) generoso y viril ( )

Saturno en la Casa Quinta:

Conservativo ( ) en métodos educacionales (5ª.), también en inversiones (5ª.).

Sistema ( ) en asuntos de publicaciones (5ª).

Pocos ( ) niños (5ª.)

Seriedad ( ) en placeres (5ta.)

8º) Acción de los asuntos de la 5ª. casa sobre los de la 7ª. usando la combinación septenaria de Palabras-Clave.
Aquí tenemos siete palabras-clave para combinar en la oración clave o párrafo. Estas palabras clave son aquellas del Sol, Saturno, Capricornio, Escorpio, 5ª. Casa, 7ª. Casa y el sextil.

Por medio de la persistencia y la diplomacia ( ) el nativo tiene la capacidad de triunfar en publicaciones (5ª.) artículos o libros de química o filosofía oculta (♏ ) o alguna otra rama de la ciencia. Estos libros le traerían (♓) publicidad (7ª.), ganaría (♓) la confianza de gente de autoridad ( ) y le mejorarían (♓) su posición en el mundo (♑ ).

9º) Reacción de los asuntos de la casa 7º. sobre aquellos de la 5ª. usando la Septenaria combinación de palabras-clave. Sociedades ( 7ª) es probable que sean formadas con aquellos con autoridad ( ), y a través de ellos el nativo crece en posición y poder (♑ ) la resultante publicidad (7ª.) lo ayudará (♓) a vender los libros que él ha publicado (5ª) y por su economía ( ) él conservará la entrada de dinero por sus libros (5ª.). El podrá por lo tanto comenzar un sistema educacional (5ª.) dedicado a alguna de las ciencias ocultas (♏ ) o a la curación (♏ ) a través del poder de concentración ( ).

10º) Resumen en lenguaje no técnico.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

domingo, 6 de agosto de 2017

No hay malicia en las vibraciones planetarias




La Palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO IX

NO HAY MALICIA EN LAS VIBRACIONES
PLANETARIAS

No hay malicia en ningún planeta. La única malicia que puede resultar de vibraciones planetarias viene de nuestro abuso de ellas o de nuestra inhabilidad para controlarlas. Cualquier planeta emite exactamente las mismas vibraciones en todo momento, pero la cuadratura entre dos planetas tiene a incitar el exceso en el uso de estas vibraciones y de acarrear las actividades que caen bajo su influencia, a tal extremo, que se convierten en malicia.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo,
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

sábado, 5 de agosto de 2017

Llave para la carta natal



La Palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO VIII

LLAVE PARA LA CARTA NATAL

La Astrología es una ciencia de probabilidades; cualquier aspecto, posición o configuración puede representar una de un número de posibilidades, y la única manera de lograr una línea razonable para una de éstas se pueda desenvolver, es averiguar la llave de la carta como una totalidad. La llave es usualmente encontrada en algún grupo fuerte de planetas, o en el planeta regente; por ejemplo, si una persona tiene la casa 12ª. con 2 ó 3 de los planetas fuertes, sabremos que la persona será más o menos del tipo místico y por lo tanto estará interesada en el aspecto místico de la vida. Entonces, como está místicamente inclinada y en la misma carta hay planetas en la Octava Casa que rige legados y también habilidad latente y regeneración, juzgamos que el nativo estará más interesado en los dos últimos asuntos que en los legados de dinero o propiedades y que, los legados por lo tanto, jugarán un papel sin importancia en su vida, aún si recibiera alguno.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

viernes, 4 de agosto de 2017

Notas generales


La Palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO VII

NOTAS GENERALES

Los planetas representan las fuerzas conducentes.
Los signos representan las fuerzas estáticas que colorean y modifican las influencias de los planetas.
Los planetas en los signos indican el carácter y las capacidades internas.
Los planetas en las Casas dan los detalles circunstanciales de la vida.
Los aspectos indican armonía o desarmonía entre las influencias planetarias.


del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

jueves, 3 de agosto de 2017

Palabras claves de los aspectos



La palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO VI

PALABRAS CLAVES DE LOS ASPECTOS

Las palabras claves de los aspectos son generalmente un verbo denotando acción que conecta los asuntos regidos por un planeta, su signo y su casa con los asuntos regidos por el otro planeta y su signo y casa.

Las palabras-claves del sextil y trino son verbos que expresan refuerzo, asistencia y cooperación.

Las palabras-claves de la cuadratura son verbos que expresan obstrucción, inarmonía, o detracción.

Las palabras-claves de la oposición en el caso de la persona término medio son similares a las de la cuadratura. La oposición, sin embargo, usualmente pone en juego los dos signos directamente opuesto del zodiaco, que constituyen los dos polos de un departamento de la naturaleza. Por lo tanto estos dos signos tienen una cierta afinidad entre ellos que tiende a redimir la inarmonía de la oposición y hacerla menor que aquella de cuadratura. Por ejemplo, Leo representa el amor personal para nuestros propios hijos y Acuario representa el amor impersonal, altruista y universal hacia los niños de toda la gente, llamada humanidad. Por lo tanto la oposición de Júpiter en Leo hacia el Sol en Acuario no es tan inarmónico como la cuadratura entre Júpiter en Leo y el Sol en Escorpio, el signo del militarismo y la fuerza. En el caso de Egos avanzados la oposición puede convertirse en un aspecto de gran poder.

Las palabras-claves de la conjunción son las mismas que aquellas del trino o de la cuadratura dependiendo respectivamente de la conjunción es armoniosa o inarmoniosa. Para información sobre la armonía o inarmonía de las conjunciones vea El Mensaje de las Estrellas, páginas 156/403.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

miércoles, 2 de agosto de 2017

Palabras claves de las casas



La palabra clave: Astrología

CAPÍTULO V

PALABRAS CLAVES DE LAS CASAS

1ª Casa: Comienzos, primeras vivencias, personalidad, cuerpo físico.

2ª Casa: Finanzas, Libertad dada por el dinero.

3ª Casa: Mente inferior, escritos y conversaciones, viajes cortos, hermanas y hermanos.

4ª Casa: El hogar, la madre, condiciones al final de la vida, tierras y minas.

5ª Casa: Placeres, educación, hijos, publicaciones, especulación.

6ª Casa: Servicio, relaciones con empleados y empleadores, salud y enfermedad.

7ª Casa: Sociedades, matrimonio, el público.

8ª Casa: Legados, causa de la muerte, estudio oculto, regeneración.

9ª Casa: Mente superior, religión, leyes, viajes largos.

10ª Casa: Profesión, lugar en la sociedad, el padre.

11ª Casa: Amigos, deseos y esperanzas.

12ª Casa: Pagando deudas de destino, limitaciones, instituciones para el cuidado de los desafortunados, retiro, misticismo.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

martes, 1 de agosto de 2017

Notas claves de los Planetas



La palabra clave: Astrología

CAPÍTULO IV

NOTAS CLAVES DE LOS PLANETAS

EL SOL

Palabras claves básicas: Individualidad, lo que uno realmente es, el "YO SOY" vitalidad, voluntad, ambición, autoridad, jefatura y todo lo concerniente a aquellas características masculinas -hombre-.
Cualidades positivas: Generosidad, dignidad.
Cualidades negativas: Despotismo, arrogancia, ostentación, falta de ambición.

LA LUNA

Palabras claves básicas: Personalidad, imaginación, mentalidad instintiva, emociones, cambio, fecundación, características femeninas -mujer-.
Cualidades positivas: Psiquismo positivo, magnetismo personal.
Cualidades negativas: Psiquismo negativo, visionario, imaginativo, vacilante, frivolidad, mal humor, moroso, indeciso, impresionabilidad enfermiza.

VENUS

Palabras claves básicas: Atracción, cohesión, coalición, amor personal, actividades sociales, arte -ornamentación y belleza-.
Cualidades positivas: Armonía, habilidad artística, alegría, suavidad.
Cualidades negativas: Sensualidad, disoluto, vulgaridad, pereza, holgazanería, sentimentalismo, vanidad, inconstancia.

MERCURIO

Palabras claves básicas: Razón, todas las formas de expresión propia, habilidad para escribir, hablar, gestionar, conocimiento, pensamiento racional.
Cualidades positivas: Ingenio rápido, elocuente, habilidad literaria, destreza.
Cualidades negativas: Intranquilidad, chismes, profano, demagogia, deshonesto, engaño, nerviosismo, aflicción, indecisión, olvido.

MARTE

Palabras claves básicas: Energía dinámica.
Cualidades positivas: Constructividad, coraje, empresa, entusiasmo, galantería.
Cualidades negativas: Combatividad, fricción, temperamental, destructividad, pasión, sensualidad, impulsividad, audacia, tosquedad, egoísmo.

JÚPITER

Palabras claves básicas: Expansión, visión, optimismo, ideación, tendencias religiosas-ortodoxas.
Cualidades positivas: Benevolencia, amplitud mental, habilidad ejecutiva, habilidad legal, respeto por la ley, honor, caridad, reverencia, conservadorismo, opulencia, popularidad, suceso.
Cualidades negativas: Exceso de confianza, extravagancia, indolencia, prodigalidad, exhibicionismo, características altisonantes, moroso, antideportivo, ilegal.

SATURNO

Palabras claves básicas: Contracción, persistencia, precaución.
Cualidades positivas: Fidelidad, estabilidad, concentración, análisis, sistemático, cualidades constructivas, tacto, diplomático, justiciero, frugal, ecónomo, deliberante, conservador, paciente.
Cualidades negativas: Cristalización, obstrucción, egoísmo, lentitud, miedo, limitación, materialismo, melancolía, pesimismo, avaro, desconfiado, hermético, severo, cínico.

URANO

Palabras claves básicas: Se le denomina "EL DESPERTADOR", altruismo, invención, originalidad, acción, repentino, intuición.
Cualidades positivas: Progreso, universalidad, amor fraternal, unipersonalidad, libertad, características románticas.
Cualidades negativas: Excentricidad, acción espasmódica, bohemia, fanatismo, irresponsabilidad, licencioso, anárquico.

NEPTUNO

Palabras claves básicas: Influencias de entidades suprafísicas de todos los grados e impresiones de ellas; divinidad, ocultismo, conocimientos de origen irracional o abstracto, conciencia cósmica.
Cualidades positivas: Espiritualidad, idealización, inspiración, clarividencia, profecía, devoción, música.
Cualidades negativas: Engaño, condiciones mentales caóticas, morbosidad, fraude, incoherencia, decepción, deshonestidad, mediumnidad.


del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel



*

lunes, 31 de julio de 2017

La discordia divina - Fausto


FAUSTO
CAPITULO PRIMERO

LA DISCORDIA DIVINA

Al mencionar el nombre de Fausto la mayoría de la gente educada piensa en seguida en la adaptación escénica de esta ópera, hecha por Gounod. Algunos admiran la música, pero el argumento no parece impresionar a nadie de una manera particular. Tal como se nos presenta en esta ópera parece ser la historia, desgraciadamente demasiado común, de un
hombre sensual que traiciona a una ingenua doncella, abandonándola después para que expíe su locura y sufra por su exceso de confianza. El aspecto de magia y brujería de algunas escenas de la obra, es considerado por la mayoría de la gente como fantasías de un autor que las ha introducido para dar más vigor e interés a las acciones sórdidas de la vida.
Cuando Fausto es llevado por Mefistófeles a los infiernos y Margarita sube al cielo en alas angelicales al final de la obra, la gente, en general, se imagina que ésta es precisamente la moraleja que conviene dar para concluir dignamente la obra.
Una pequeña minoría sabe que la ópera de Gounod está basada en el drama de Goethe; y los que han estudiado las dos partes de este drama se forman de él una idea muy distinta de la que les sugiere el argumento de la ópera. Solamente los contados místicos iluminados, ven en la obra de Goethe la mano inequívoca de un compañero Iniciado e iluminado, y se dan perfecta cuenta de la gran significación cósmica que hay en la obra.
Es preciso comprender bien claramente que la historia de Fausto es un mito tan antiguo como la humanidad. Goethe lo ha presentado en una forma mística apropiada, esclareciendo uno de los más grandes problemas del día, la relación y la lucha entre la Masonería y el Catolicismo, que hemos considerado bajo otro punto de vista en un libro anteriormente publicado.
Muchas veces hemos dicho en nuestra literatura que un mito es un símbolo velado conteniendo una gran verdad cósmica: concepto que difiere radicalmente del que es aceptado generalmente. Lo mismo que nosotros damos libros ilustrados a nuestros hijos para enseñarles cosas que sobrepasan su joven inteligencia, así los grandes Instructores dieron a la humanidad primitiva estos símbolos pictóricos, facilitando de esta manera a los hombres, si bien inconscientemente, un modo de grabar en sus vehículos superiores una justa apreciación de los ideales que comprenden.
Como la semilla germina invisiblemente en la tierra antes de que pueda florecer por encima de la superficie visible del suelo, así estas imágenes impresas por los mitos en nuestros cuerpos más finos e invisibles, nos han puesto en un estado de receptividad por el que podemos fácilmente aspirar a ideales superiores y elevarnos sobre las condiciones sórdidas del mundo material. Estos ideales hubieran quedado ocultos por la naturaleza inferior, si no hubieran sido exteriorizados durante muchas edades por medio de mitos, precisamente como los de Fausto, Parsifal y otros semejantes.
Igual que la historia de Job, el asunto del mito de Fausto se inicia en el cielo con una convocación de los hijos de Seth, Lucifer entre ellos. El final, tal como lo escribió Goethe, también está situado en el cielo. Como todo es muy distinto de como generalmente se representa en el teatro, nos vemos frente a frente de un gran problema. En efecto: el mito de Fausto describe la evolución de la humanidad durante la época presente. También nos enseña cómo los hijos de Seth y los hijos de Caín desempeñan cada uno su trabajo en la obra del mundo.
Siempre ha sido costumbre del autor del presente libro, atenerse lo más estrictamente posible a su asunto, de modo que cualquiera fase de la filosofía tratada pueda recibir toda la fuerza de una concentrada iluminación hasta donde es posible alcanzar. Pero algunas veces las circunstancias justifican un apartamento del punto principal del argumento, y según nuestra manera de considerar el mito de Fausto es una de ellas. Si tuviéramos que tratar este asunto solamente respecto a su relación con el problema de la Masonería y del Catolicismo, tendríamos que volver a nuestra materia más tarde, con el fin de ilustrar otros puntos de interés vital en el desarrollo del alma como tarea de la raza humana. Confiamos, por consiguiente, en que el lector no criticará las digresiones, ni las tomará a mal.
En la primera escena, tres de los Hijos de Dios, Espíritus Planetarios, están representados inclinándose ante el Gran Arquitecto del Universo, y cantando los himnos de las esferas en adoración del Ser Inefable que es la fuente de la vida, el autor de todo lo manifestado. Goethe representa a uno de estos sublimes espíritus de las estrellas diciendo:

“Une su antiguo ritmo a la armonía
de la celeste esfera el sol sereno,
y exacto sigue la prescrita vía
con los potentes ímpetus del trueno.”

Se han inventado instrumentos científicos modernos, gracias a los cuales se ha logrado transformar ondas de luz en sonido, demostrando así en el mundo físico, la máxima mística de la identidad de estas manifestaciones. Lo que antes era manifiesto solamente al místico, quien era capaz de elevar su conciencia a la Región del Pensamiento Concreto, es ahora también percibido por el hombre científico, La música de las esferas, mencionada públicamente por primera vez por Pitágoras, no se debe por consiguiente considerar como
una vaguedad originada en la imaginación calenturienta de los poetas o como la alucinación de un cerebro desequilibrado.
Goethe quería decir exactamente lo que expresaban sus palabras. Las estrellas tienen cada una su nota-clave y viajan alrededor del sol a velocidades diferentes, de tal modo, que
su posición actual no se reproducirá sino después de que hayan pasado veintisiete mil años.
Por consiguiente, la armonía de las regiones celestes cambia a cada momento de la vida, y
así como esta armonía cambia, así también el mundo modifica sus ideas e ideales. La danza que en su marcha ejecutan los astros al compás de la sinfonía celeste creada por ellos, marca el progreso del hombre en el camino que llamamos evolución.
Pero es una idea equivocada el pensar que la armonía constante es agradable. La música emitida de este modo se nos antojaría monótona y nos cansaríamos de esta armonía continua. En efecto, la música perdería su encanto si no hubiese en ella disonancias producidas con frecuentes intervalos. Cuanto más, un compositor, pueda acercarse a la discordancia sin marcarla directamente en la partitura, tanto más placentera será su composición cuando sea interpretada en los instrumentos. Lo mismo pasa con la armonía de las esferas; nunca podríamos llegar a la individualidad y al ser propio, hacia lo cual se
esfuerza toda la evolución, sin la discordia divina.
Por esta razón el Libro de Job designa a Satán como a uno de los Hijos de Dios. Y el mito de Fausto habla de Lucifer como también presente en la asamblea que tiene lugar en la primera parte del drama. De él sale la nota salvadora de disonancia que forma contraste con la armonía celeste; y como la luz más brillante proyecta también la sombra más oscura,
la voz de Lucifer encarece la belleza del himno de los cielos.
Mientras los otros Espíritus Planetarios se inclinan en adoración al contemplar la obra del Maestro Arquitecto tal como la revela al Universo , Lucifer hace oír la voz de crítica, de censura, en las siguientes palabras dirigidas contra la obra maestra de Dios, el rey de las criaturas, el hombre:

“Nada digo del sol, astros ni satélites,
Yo en el orbe sólo veo
al mortal y sus reveses.
Ese dios diminutivo
del pobre globo terrestre,
guarda siempre el tipo augusto
de su ridícula especie,
y aún hoy, como. el primer día,
me maravilla y divierte.
Tan desdichado no fuera
si en su envanecida mente
no hubieras puesto el reflejo
de tu resplandor celeste.
Razón le llama, y le sirve
para ser el más imbécil
de los que orgullosos nombra
los irracionales seres”.

Desde el punto de vista de las generaciones pasadas puede sonar esto como un sacrilegio, pero a la luz más clara de los tiempos modernos podemos comprender que basta en un ser tan exaltado como aquel llamado Dios, debe de haber desarrollo. Nos podemos figurar el anhelo de obtener mayores habilidades; la contemplación de universos futuros ofreciendo mayores facilidades para las evoluciones de otros espíritus virginales, que son un resultado de imperfecciones apercibidas en el esquema de manifestación por su exaltado Autor. Además como “en El vivimos y nos movemos y tenemos nuestro ser así la nota discordante lanzada por los espíritus de Lucifer debería también resonar en El. No sería ningún impulso exterior que llamó Su atención hacia los errores o a impulsarle a la obra, sino Su propio divino reconocimiento de una imperfección para ser transformada en un bien mayor.
En la Biblia leemos que Job era un hombre perfecto, y en el mito de Fausto el que desempeña el papel principal es llamado servidor de Dios, porque naturalmente, el problema del desarrollo, de un mayor crecimiento, debe ser solucionado por los más adelantados. Individuos ordinarios o aquellos que están en un nivel inferior de evolución, tienen aún que pasar por aquel trozo del camino ya atravesado por hombres como Fausto y
Job, que son la vanguardia de la raza y que son considerados por el resto de la humanidad
del mismo modo como Lucifer les describe, es decir, como locos y extravagantes:

“Manjares no hay en la tierra
que sus labios no desdeñen
y al espacio imaginario
le arrastra su extraña fiebre.
De su insensata locura
a medias conciencia tiene,
al cielo le pide el astro
que más puro resplandece.
y al mundo la más intensa
sensación de sus placeres.
Y ni el cielo ni la tierra
juntando todos sus bienes,
llenar podrán el vado
de su corazón estéril.”

Para tales gentes se debe abrir un camino nuevo y más elevado para ofrecerles mayores oportunidades para su desarrollo y crecimiento: por esta razón, Dios le contesta:

“Aún hoy, perdida la ruta,
me sirve. A sus ojos fieles
brillará la luz mañana.
Bien el hortelano entiende
cuando el botón rompe el árbol,
qué fruto ha de prometerse.”


del libro "El Misterio de las Grandes Óperas", de Max Heindel

Palabras claves de los signos



La Palabra Clave: Astrología

CAPÍTULO III

PALABRAS CLAVES DE LOS SIGNOS


ARIES

Palabras claves básicas: Propia estima, iniciativa pionero.
Cualidades Positivas: Ambición, coraje, empresa.
Cualidades Negativas: Obstinación, mal carácter, brusquedad despótico.

TAURO

Palabras claves básicas: Determinación, interés en asuntos mundanos.
Cualidades Positivas: Paciencia, escrupulosidad, conservatorio, armonía.
Cualidades Negativas: Obstinado, argumentativo.

GÉMINIS

Palabras claves básicas: Intelectualidad, asuntos literarios, trabajos manuales, dualismo.
Cualidades Positivas: Versatilidad.
Cualidades Negativas: Cambiante, indeciso, superficialidad.

CÁNCER

Palabras claves básicas: Amor al hogar, capacidad para construir un hogar, tenacidad, carácter impresionable.
Cualidades Positivas: Simpatía, sensibilidad, habilidad artística.
Cualidades Negativas: Sectarismo, Timidez, Impaciente, Indolente.

LEO

Palabras claves básicas: Vitalidad, autoridad.
Cualidades Positivas: Afecto, nobleza generosidad, lealtad, dignidad, liderazgo.
Cualidades Negativas: Arrogancia, autocracia, crueldad, despotismo, vanidad, ostentación.

VIRGO

Palabras claves básicas: Servicio, Mentalidad.
Cualidades Positivas: Discriminación, análisis, estudio, altruismo, pureza.
Cualidades Negativas: Crítica, cinismo, introspección, miedo a enfermedad.

LIBRA

Palabras claves básicas: capacidad para compartir, arte.
Cualidades Positivas: Balance, justicia, cortesía, ayuda, habilidad artística.
Cualidades Negativas: Indecisión, falta de equilibrio, fluctuaciones emocionales.

ESCORPIO

Palabras claves básicas: Fuerzas secretas de la naturaleza, sexo, poder de curación, asuntos militares, cirugía, magia.
Cualidades Positivas: Regeneración, coraje, muchos recuerdos, habilidad para la investigación secreta.
Cualidades Negativas: Discordia, abuso del sexo, pasión, mal genio, terquedad, carácter vengativo, celos.

SAGITARIO

Palabras claves básicas: Aspiración, idealismo, religión ortodoxa, filosofía, ley.
Cualidades Positivas: Generosidad, amor a la vida, al aire libre, habilidad para los deportes.
Cualidades Negativas: Exceso de confianza, dogmatismo, fanatismo.

CAPRICORNIO

Palabras claves básicas: Posición, honores, ambición.
Cualidades Positivas: Justicia, organización, prudencia, economía, autoridad.
Cualidades Negativas: Orgullo, malicia, resentimiento, pesimismo, falta de perdón, justicia sin piedad.

ACUARIO

Palabras claves básicas: Humanitarismo, ciencia, nuevos sistemas, corporaciones, universalidad, idealismo fraternal.
Cualidades Positivas: Progreso, cooperación, diplomacia.
Cualidades Negativas: Impracticabilidad, falta de valoración de la amistad, dictador.

PISCIS

Palabras claves básicas: Sensibilidad a las influencias suprafísicas, sentido de unidad con toda forma de vida, misticismo, destino, maduro.
Cualidades Positivas: Intuición, inspiración, compasión, renunciación.
Cualidades Negativas: Psiquismo negativo, introspección, falta de confianza, secreto, moroso, afligido.

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo,
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

domingo, 30 de julio de 2017

¿Fue un Auxiliar Invisible?


¿FUE UN AUXILIAR lNVISIBLE?

Queridos amigos:

Es interesante destacar ciertos hechos ocurridos en el mundo como el que tuvo lugar años atrás en los Estados Unidos, que merece nuestra atención para dedicarle un profundo análisis, siempre a la luz de nuestras hermosas enseñanzas Rosacruces.

Hubo hombres valientes entre los sobrevivientes del accidente, cuando un avión de la empresa Air Florida se cayó en las heladas aguas del río Potomac. Los miembros de un equipo de rescate con un helicóptero de la policía, rescataron cinco personas del agua, pero hubo un héroe que quedó en alguna parte bajo el hielo del río, que desapareció luego de pasar la cuerda de salvamento que colgaba del helicóptero a cinco personas, que al igual que él, cayeron desde los restos de la cola del avión al río congelado.

Los miembros del rescate vieron a seis personas agarradas a la sección de la cola y lanzaron una línea de rescate a un hombre que parecía el más alerta; pero en lugar de unirse a ella, la colocó alrededor de un hombre que tenía una herida en la cabeza. Luego continuaron lanzando la cuerda y el hombre fue ayudando a subir a los otros accidentados.

Cuando todos los demás salieron del agua, el helicóptero volvió para rescatar al hombre que había ayudado a los otros. Tenían deseos de expresarle lo bien que había actuado, lo inegoista de su acción, demostrando tanto coraje y valentía.
Pero el hombre no aparecía por ninguna parte, se mantuvieron volando bajo, esperando que apareciera el cuerpo en el agua, hasta que desistieron de su intento.

Hasta aquí el relato de lo acontecido en la tragedia. Ahora bien, en todas partes del mundo, a través de la historia de la humanidad, se encuentran leyendas de individuos envueltos en un velo de misterio, que aparecen en la escena del desastre, por un accidente de avión, un barco que se hunde, un incendio o terremoto. Teniendo todas las historias características comunes. Un hombre aparece en la escena y heroicamente brinda ayuda a las víctimas y luego, con el mismo misterio, desaparece para nunca saber nada de él.

Ahora bien, ¿Cuál es la explicación del accidente de aviación sobre el rio Potomac? ¿Fue solamente según el relato de los tripulantes del helicóptero, un hombre poseído de un gran coraje físico y amor altruista por sus compañeros de viaje?
¿Hay otra explicación para la acción de este hombre? Solo se puede opinar sobre esto, así que sería de gran beneficio considerar otra explicación posible.

Los Auxiliares Invisibles llevan una vida muy meritoria de servicio durante las horas del día mientras ocupan sus cuerpos físicos y cuyo desarrollo evolutivo es tal que les permite lograr el privilegio de ser útiles, con la ayuda de los Hermanos Mayores por las noches mientras funcionan en sus cuerpos etéricos.

Por otra parte, es difícil para el Auxiliar Invisible que abandona su cuerpo físico, evitar la materialización. Las partículas físicas son atraídas hacia él, de igual manera que el imán atrae las limaduras de hierro, por lo que se vuelve visible y tangible en la medida que lo desee. Así que le es posible realizar trabajos físicos dondequiera que sea necesario, sin importar que se encuentre a miles de kilómetros de distancia de su cuerpo.

De acuerdo a lo que hemos aprendido de nuestras enseñanzas, sabemos que los Angeles del Destino llevan un minucioso registro de las vidas de toda la humanidad, teniendo muy en cuenta el Destino Maduro que cada uno tiene, por lo que ellos pueden haber previsto con anticipación el tipo de accidente que describimos, de modo que con el tiempo necesario, tomaron las medidas para que las cinco personas, que no estaban dentro de ese destino, pudieran salvarse mediante la ayuda de ese Auxiliar Invisible, designado por ellos, para que actuara en ese caso.
Más repito que esta es solo una opinión puesta a consideración de quienes lean este articulo, sabiendo muy bien que solo aquellos seres que se han ganado el derecho de examinar los registros de la Memoria de la Naturaleza, serían capaces de determinar con certeza, si el hombre que actuó en ese accidente de aviación era o no un Auxiliar Invisible.-

FRATERNIDAD ROSACRUZ MAX HEINDEL
Calle Colombres 2113 - Bº Lomas de San Martín
5.008 - Ciudad de Córdoba - República Argentina


Agradecemos al Sr. Raúl Sasia, por este aporte

*

Los sinsabores del alma que busca (continuación)


CAPITULO III

LOS SINSABORES DEL ALMA QUE BUSCA
(continuación)

En “La Estrella de Belén”, “Un hecho Místico”, hemos tratado de dar a los estudiantes un vislumbre de cierta fase de Iniciación. La mayoría de nosotros andamos por el mundo y no vemos de esta tierra más que una mente muerta, pero uno de lo revelados en nuestra consciencia es la realidad viva del Espíritu de la tierra. Lo mismo como la superficie de una cosa muerta comparada con los órganos interiores, así la cubierta exterior de la tierra, formando como una costra, no da ninguna idea de la maravillosa actividad que hay adentro. En el sendero de la Iniciación, se nos revelan nueve capas distintas y en el centro de esta esfera giratoria hallamos al Espíritu de la Tierra frente a frente. Es un hecho real y verdadero que esta “gimiendo y viajando” dentro de la tierra en favor de todos, afanándose y esperando impacientemente que nos manifestemos como Hijos de Dios, para que, lo mismo como el alma anhelante que aspira a la liberación queda finalmente libertada de su cuerpo denso, el Espíritu de la Tierra también pueda ser libertado de su cuerpo mortífero en el cual está ahora confinado para nuestra salvación.
Las palabras que dice el Espíritu de la Tierra a Fausto, en la obra de Goethe, ofrecen excelente materia para la meditación, porque representan místicamente lo que el candidato
siente cuando por primera vez se da cuenta de la absoluta realidad del Espíritu de la Tierra como una presencia real y tangible y de que se halla trabajando para nuestra elevación espiritual.

“En la incesante ráfaga
de actividad continua,
vuelo de arriba abajo,
vuelo de abajo arriba;
y en ese veloz torno,
que el Tiempo mueve y gira,
mis dedos impalpables
las tenues hebras hilan
de la vida y la muerte,
de la muerte y la vida,
tejiendo a Dios, en el telar eterno,
la que viste inmortal túnica viva.”

Naturalmente, al Espíritu de la Tierra no debemos representárnoslo como un hombre mayor, ni teniendo una forma física distinta de la tierra misma. El cuerpo vital de Jesús, en el cual estuvo confinado el Espíritu de Cristo antes de su ingreso actual en la tierra, tiene la forma humana ordinaria: está preservado y es enseñado al candidato en un momento determinado de su progresión. Algún día, en un remoto porvenir, dará otra vez albergue al Espíritu de Cristo, a Su vuelta del centro de la tierra, cuando nos hayamos convertido en seres etéricos y cuando El estará dispuesto a ascender a esferas superiores, dejándonos a nosotros para que recibamos la enseñanza del Padre, cuya religión será más elevada aún que la religión cristiana.
La verdad esotérica de que cuando un espíritu entra por cierta puerta tiene que volver también por el mismo camino, es enseñada por Goethe en relación con la primera entrada en escena de Mefistófeles. Fausto no está en el sendero corriente de Iniciación. No ha ganado la admiración ni la ayuda de los Hermanos Mayores: está llamando a la puerta falsa a causa de su impaciencia. Por esta razón es repelido por el Espíritu de la Tierra y cuando aparentemente ha logrado su fin, se ve lanzado desde la cumbre de la alegría al abismo de la desesperación, donde se da cuenta de que en realidad ha fracasado en su intento.

“Ya, hijo de Dios, al misterioso espejo
de la eterna verdad llegar quería,
y los terrenos lazos desatando,
aspiraba feliz la luz divina.
Superior al querube, en el regazo
del mundo derramé mi propia vida.
y mezclando mi sangre con su savia,
audaz soñé la Creación ya mía.
¡Estéril presunción! Una palabra
rayo fue que fulgura y me aniquila.
Medir no puedo mi poder contigo;
mis tristes voces a venir te obligan,
pero no te aprisionan. A tu lado,
¡cuán grande y cuán pequeño me sentía!
Pero a la suerte incierta de la triste
humanidad, arrójanme tus iras.
¿Quién marcará mi norte y mi sendero?
¿Seguiré los impulsos que me guían?
¡Ay! El camino de la vida obstruyen,
dolores, desengaños y desdichas.”

Fausto cree que las fuentes de información están agotadas y que nunca logrará el verdadero conocimiento. Y temiendo la terrible monotonía de una laboriosa y ordinaria existencia, coge una ampolla de veneno y está a punto de beber cuando oye fuera unos cantos que proclaman que Cristo ha resucitado, porque es la mañana de Pascua. Al pensar
en esto, su alma se abre otra vez a la esperanza. Se ve aún más impedido en su propósito por la llamada de Wágner, su amigo.
Paseando con este último, Fausto da el grito de agonía que sale del pecho de toda alma aspirante, en la terrible lucha entre la naturaleza superior y la inferior. Mientras vivimos vidas mundanas sin más altas aspiraciones, hay paz en nuestro pecho. Pero cuando una vez hemos sentido la llamada del Espíritu, nuestra tranquilidad se acabó y cuanto más ardientemente perseguimos la busca del Grial, tanto más violenta será la lucha interna. San Pablo estimaba que él era un hombre perdido porque los bajos deseos de la carne combatían sus aspiraciones espirituales superiores. Las palabras de Fausto son por el estilo:

“Tú no más tienes un alma,
y en mi pecho laten dos.
Por separarse. entre sí
trabaron lucha reñida:
la una, que de ardiente vida
siente el loco frenesí,
desesperada, al placer
se aferra con vivo anhelo,
la otra, rasgado ya el velo,
quiere a su patria volver.”

Pero él no se da cuenta de que no existe una carretera real que conduzca al logro del ideal o anhelo; al contrario, cada uno tiene que recorrer el camino hacia la paz solo. Cree que hay espíritus que pueden darle el poder del alma, listo para el uso:

“Espíritus. si es verdad
que en las alas del ambiente
tranquila y calladamente
reináis en la inmensidad
de las tenues nubes de oro
que os dan callada guarida,
bajad, y la nueva vida
dadme, que anhelante imploro.
¡Ah! Si pudiera yo asir
aquel prodigioso manto
que en las alas del encanto
nos lleva donde ansiamos ir,
avaro de tal favor,
no lo trocara, siquiera
su púrpura me ofreciera
en cambio el emperador.”

Por este su afán de dirigirse a otros, él está condenado al desengaño. “Si eres Cristo ayúdate a ti mismo”, es la regla universal; y la confianza en sí mismo es la virtud cardinal
que los aspirantes deben cultivar en la Escuela de Misterios Occidentales. A nadie se le permite apoyarse en Maestros ni seguir ciegamente a Guías. Los Hermanos de la Rosacruz
gustan de emancipar a las almas que van hacia ellos, de educarlas, robustecerlas y convertirlas en colaboradoras. Los filántropos son raros y los que se figuran que un instructor debe hacer algo más que indicar el camino, se equivocan profundamente.
Cualesquiera que sean sus títulos o pretensiones, que venga en cuerpo denso o como espíritu, no importa que sea todo lo espiritual que quiera, un instructor, positivamente, no puede hacer por nuestra cuenta las buenas obras que son necesarias para el crecimiento del alma, y asimilarlas, ni darnos el poder del alma resultante dispuesto para el uso, como tampoco no podría darnos la fuerza física, comiendo él nuestros alimentos. Es verdad que Fausto, el alma que busca, atrae a un espíritu dispuesto a servirle, pero es un espíritu de una naturaleza indeseable: Lucifer. Cuando Fausto le pregunta por su nombre, él contesta:

“Aquel Espíritu soy
que duda y lo niega todo.
Aquella fuerza que
queriendo hacer el mal.
logra sólo hacer el bien.”

Personas o espíritus que ofrecen satisfacer nuestros deseos, persiguen generalmente un fin determinado.
Ahora llegamos a un punto que envuelve una importante ley cósmica, en la cual subyacen vados fenómenos espiritualistas y apoya al mismo tiempo la enseñanza singular de la Fraternidad Rosacruz (y de la Biblia) de que Cristo no volverá en un cuerpo denso, sino en un cuerpo vital. También demuestra por qué debe volver. Los estudiantes harán bien de leer muy atentamente lo que sigue.
Atraído por la actitud mental de Fausto, Lucifer le sigue hasta dentro de su gabinete de estudio. En el suelo, precisamente al lado de la puerta, está dibujada una estrella de cinco puntas, apuntando dos puntas hacia la puerta. En el proceso ordinario de la naturaleza, el espíritu humano entra en su cuerpo denso durante la vida prenatal y se retira a la muerte, por medio de la cabeza. Los Auxiliares Invisibles, que han aprendido a transformar su fuerza sexual en poder del alma en el cuerpo pituitario, también salen y entran en el cuerpo denso pasando por la cabeza; por esta razón, el pentagrama con una punta hacia arriba simboliza el alma aspirante que obra en armonía con la naturaleza.
El mago negro que no tiene alma ni poder de ella, también usa la fuerza sexual. Sale de su cuerpo y entra en él pasando por los pies, proyectándose el cordón plateado desde el órgano sexual. Por esta razón, el pentagrama con las dos juntas hacia arriba es el símbolo de la magia negra. Lucifer no tenía dificultad alguna para entrar en el gabinete de trabajo de Fausto: pero cuando desea marcharse después de su conversación con Fausto, la punta superior de la estrella le cierra el camino. Ruega a Fausto que quité el signo y éste le replica:

FAUSTO:
“¿El pentagrama te aterra
que está en el umbral trazado?
Pues, ¿cómo, dime, has entrado,
si el paso. al salir, te cierra?
¿Cómo incurrió en tal error
espíritu tan experto?.

LUCIFER:
Porque ley
es de toda nuestra grey,
por donde entramos, salir.
Hay en lo uno libertad.
Pudiendo la entrada elegir,
mas ésta también la salida será.”

Antes del año 33 de nuestra era, Jehová guiaba a nuestro planeta en su órbita y a la humanidad en el sendero de la evolución desde fuera. En el Gólgota, Cristo entró en la Tierra la que El ahora guía desde dentro, y seguirá haciéndolo basta que un número suficiente de nuestra humanidad haya desarrollado el poder del alma necesario para hacer
flotar la tierra y guiar a nuestros hermanos menores. Esto requiere aptitud para vivir en cuerpos vitales, capaces de levitación. El cuerpo vital de Jesús por medio del cual Cristo entró en la Tierra es Su única avenida de vuelta al Sol. Por ende la Segunda Venida será en el cuerpo vital de Jesús.

del libro "El Misterio de las Grandes Óperas", de Max Heindel


*

Naturaleza de los signos



La Palabra Clave: Astrología

CAPITULO II

NATURALEZA DE LOS SIGNOS

SIGNOS CARDINALES: Iniciativa, Actividad (Aries, Cáncer, Libra y Capricornio)

SIGNOS FIJOS: Estabilidad (Tauro, Leo, Acuario y Escorpio)

SIGNOS COMUNES: Flexibilidad (Géminis, Virgo, Sagitario y Piscis)

SIGNOS DE FUEGO: Poder espiritual, impulso (Aries, Leo y Sagitario)

SIGNOS DE TIERRA: Materialismo (Tauro, Virgo y Capricornio)

SIGNOS DE AIRE: Intelectualidad (Géminis, Libra y Acuario)

SIGNOS DE AGUA: Cualidades Espirituales y Psíquicas, Emoción. ( Cáncer, Escorpio y Piscis)

del libro "Temas Rosacruces" Tomo Segundo, 
de la Fraternidad Rosacruz de Max Heindel


*

sábado, 29 de julio de 2017

Los sinsabores del alma que busca


CAPITULO II

LOS SINSABORES DEL ALMA QUE BUSCA

Lo mismo que el ejercicio es necesario para el desarrollo del músculo físico, así el desarrollo de la naturaleza moral se obtiene por medio de la tentación. El alma queda en libertad para escoger a su antojo, porque aprende tanto por sus equivocaciones como por sus aciertos y quizá aun más. Por esta razón, en el mito de Job, se le permite al diablo servirse de la tentación y en el mito de Fausto hace esta petición:

“Señor. ¿apuestas algo
a que tu siervo te vende,
si llevarlo por mis sendas
me dejas?”.
Y el Señor le contesta:
“Pues bien, te entrego mi siervo.
De la originaria fuente
desvía el alma piadosa,
y el cauce, si sabes, tuerce.
Quedarás abochornado
viendo que un ser pobre y débil
el camino recto encuentra
entre tantas lobregueces.
Ancho campo te concedo;
nunca odié a los de tu especie,
entre todos los que niegan
genios a mi ley rebeldes,
pobre bufón malicioso,
el menos dañino tú eres.
El hombre, a menudo, en brazos
del reposo desfallece.
y es bueno que a cada instante
le anime, aguijonee y despierte
un compañero de viaje,
aunque el mismo Diablo fuere.
(A los arcángeles.)
La que brilla inmortal santa hermosura
gozad, hijos de Dios, en mi regazo,
la substancia, que vive eterna y pura,
de amor os ligue con el tierno lazo,
y a la incierta apariencia del momento
forma dé vuestro fijo pensamiento”.

Así la conspiración está tramada y Fausto está a punto de quedar enmarañado en los cepos que se encuentran en el camino de todas las almas investigadoras. Las siguientes líneas demuestran el propósito beneficioso y la necesidad de la tentación. El espíritu es parte integrante de Dios: primordialmente “inocente”, pero no virtuoso. La virtud es una cualidad positiva desarrollada por una postura firme adoptada a favor de lo justo durante la tentación, o por el sufrimiento soportado pacientemente como consecuencia de malas acciones. Así el prólogo en el cielo da al mito de Fausto su más alto valor como un guía, y su estímulo al alma que busca. Demuestra el propósito eterno detrás de las condiciones terrestres que causan dolor y pesares.
Después Goethe nos presenta a Fausto mismo sentado en su cuarto de estudio, y ocupado en introspección y retrospección:

“Física. Metafísica. Derecho, Medicina después, y Teología
También, ¡ay. Dios! por mi desgracia, todo, todo lo escudriñé con ansia viva, y hoy, ¡ pobre loco de infeliz mollera!
¿qué es lo que sé? Lo mismo que sabia.
¡Sólo pude aprender que no sé nada, y el alma en la contienda está rendida!
Bachiller o doctor, seglar o preste, nadie su ciencia iguala con la mía; ni escrúpulo ni duda me atormentan:
ni demonio ni infierno me intimidan; y así. de sombras y de espantos libre, huyó todo el encanto de mi vida.
Al hombre inútil; para el bien estéril, nada puedo enseñar que de algo sirva, y sin caudal, ni crédito, ni honores, vida arrastro que un can despreciaría.
Doyme a la Magia. pues. ¡OH, si pudiera el vigor del Espíritu, que anima al Verbo humano, la secreta clave revelarme de todos los enigmas!
No con pálido afán sudara sangre para hacer comprender lo que mi misma razón no comprendió y en las entrañas penetrando del mundo, encontraría, del eterno Poder vivificante, allí dentro, las fuentes escondidas, y no hiciera, en insulsas peroratas, tráfago insubstancial de charla ambigua.”

Toda, una vida de estudio no ha podido procurar a Fausto ningún verdadero saber.
Las fuentes convencionales de sabiduría resultan ser estériles finalmente. El hombre de ciencia puede creer que Dios es algo superfluo: puede figurarse que la vida consiste en acción y reacción química, es decir, al principio de su estudio. Pero cuanto más sondee la materia, tanto mayores se le presentarán los misterios en su camino, y por fin se verá forzado a renunciar a investigaciones ulteriores o a creer en Dios como un Espíritu cuya vida penetra cada átomo de materia. Fausto ha llegado a este punto. Dice que no ha obrado por oro “ni por tesoros, ni honor mundano, ni rango ni placer”. El ha luchado por amor en la investigación y ha llegado al punto donde ve que un mundo de espíritu nos rodea a todos; y por medio de este mundo, por la magia, aspira ahora a un conocimiento superior y más real que aquel contenido en libros.
Un tomo, escrito por el famoso Nostradamus está en su mano, y abriéndolo apercibe el signo del macrocosmos. El poder contenido en él abre a su percepción una parte del mundo que está buscando, y en un éxtasis de alegría exclama:

“¡ Cuán sabrosa fruición, ante esa imagen, mi ser inunda y mi sentido animal !
Por mis arterias y mis nervios corre el santo hervor de renaciente vida.
¿Fue un dios acaso quien trazó ese signo, que el hondo afán del corazón mitiga, al Espíritu presta nuevas alas y a la Naturaleza el velo quita?
¿Un dios yo mismo soy? Todo a mis ojos aparece distinto: en esas líneas vi a la Naturaleza productora, que al alma está patente y sometida.
El sabio dijo bien — hoy lo comprendo:
Barrera impenetrable no limita el mundo del Espíritu: ¿está muerto tu pobre corazón, tu alma rendida?
Álzate, pues, y tu terrena frente baila en el rosicler del nuevo día.”

Pero otra vez el péndulo oscila hacia atrás. Al igual que si intentásemos mirar directamente la luz brillante del sol daría como resultado la destrucción de la retina del ojo, así la tentativa audaz de penetrar lo Infinito resulta un fracaso y el alma anhelante cae desde el éxtasis de alegría en la oscuridad de la desesperación:

“¿Bella visión, pero visión al cabo!
¡Cómo asir y estrechar a la infinita
Naturaleza, y exprimir sus pechos!
Manantial ellos son de toda vida.
de ellos penden los cielos y la tierra;
su fecundo raudal todo lo anima,
y en vano pide mi sediento labio
una gota, no más, de esa ambrosía.”

Primero tenemos que comprender lo inferior antes de que podamos aspirar con éxito a conocimientos superiores. Disparatar y delirar del más allá, de cuerpos más sutiles, cuando tenemos un entendimiento muy limitado de los vehículos en los cuales actuamos todos los días y de la atmósfera en la cual nos movemos, es el colmo de la locura.
“Hombre, conócete a ti mismo” es una enseñanza sana. El único modo seguro está en subir la escalera peldaño por peldaño, y nunca dar un nuevo paso antes de estar bien asegurados en el terreno que pisamos. Muchas almas habrán experimentado por sí mismas la desesperación expresada en las palabras de Fausto.
Tontamente había empezado en el escalón más alto, y había sufrido el consiguiente desengaño: pero todavía no entiende que debe empezar desde la base y por esto emite una evocación al Espíritu de la Tierra en esta forma:

“¡Cuánto es diversa, Genio de la Tierra, tu acción! Estás más cerca, y a tu vista crecen mis bríos, cual si rojo mosto inundara mi ser; con frente erguida.
quiero lanzarme al mundo; afrontar quiero sus infortunios, afrontar sus dichas; provocar la tormenta, y sin espanto ver la nave a mis pies rota y hundida.
Pero, nublóse el cielo, la luna en él se eclipsa, mi lámpara se apaga, y ráfagas rojizas
descienden y circundan mi sien descolorida.
Vertiginoso anhelo dentro de mí palpita y siento que el Espíritu siniestro se aproxima.
¡Rasga el velo! ¡ Aparece!
¡Cuál sufre el alma mía!
Por abrir nuevo cauce mis sentimientos lidian, y hacia ti, fatal Genio, todos se precipitan.
¡Preséntate, aunque fuere el precio de mi vida!.

Como hemos dicho en el Concepto Rosacruz del Cosmos y como hemos explicado además en la Filosofía Rosacruz respecto a una pregunta que se refiere al ritual en latín en la Iglesia Católica, un nombre es un sonido. Propiamente pronunciado, no importa por quien, tiene una influencia dominadora sobre la inteligencia que representa, y la palabra dada en cada grado de Iniciación facilita al hombre la llave para entrar en una esfera especial de vibración, poblada de ciertas clases de espíritus. Por consiguiente, como un diapasón responde a una nota del mismo sonido, así cuando Fausto pronuncia el nombre del Espíritu de la Tierra, este nombre abre a su conciencia todo lo que penetra su presencia.
Se debe tener presente que la experiencia de Fausto no es un ejemplo aislado de lo que puede suceder bajo condiciones anormales. El es un símbolo del alma que busca. Todos nosotros somos Faustos en cierto modo, porque en algún estado de nuestra evolución encontraremos al Espíritu de la Tierra y nos daremos cuenta del poder de Su nombre, propiamente pronunciado.

del libro "El Misterio de las Grandes Óperas", de Max Heindel


*